Equilibrio anímico

Te ayuda a transitar hacia situaciones de relax y de bienestar, sin deterioro cognitivo ni sedación. Evitar las alteraciones del sueño.